Recetas tradicionales

¿Cuanto alcohol es demasiado?

¿Cuanto alcohol es demasiado?

Consejos para calcular cuántas botellas de vino se deben tener a mano para recibir invitados

Istock / nikada

Vino

Como anfitriona del Ted and Amy Supper Club, he servido la cena a varios cientos de personas durante los últimos años. Y en ese tiempo he notado algo ... la gente está sediento.

El vino y, a menudo, los cócteles han sido una parte integral de mis cenas. Algo en tener una bebida en sus manos parece relajarlos, incluso si no terminan bebiendo tanto. También hace que la mezcla sea un poco más fácil, especialmente importante ya que muchos de los invitados están entrando en una casa llena de completos extraños.

¿Cuánto cuesta?

Cuando solo sirvo vino en las cenas, calculo una botella por persona, en promedio. Estas bebidas se alargan durante cuatro horas y, por lo general, en cuatro platos. Si también sirvo cócteles antes de la cena, planeo una botella de licor de 750 mililitros para un grupo de 14 y luego ocho botellas de vino. Si es una cena de fin de semana, la gente tiende a quedarse más tarde en la noche. Así que recomendaría tener otra botella o dos a mano. Quedarse sin vino al final de una cena larga está bien ... a veces es una señal sutil para que los invitados se vayan. Pero salir temprano es definitivamente un asesino de fiestas.

Comprar en grandes cantidades

Para comprar vino para cenas grandes, comprar por caja es una opción inteligente, ya que ahí es donde puede encontrar los descuentos, generalmente un 10% de descuento en una caja, y a veces le permitirán mezclar y combinar las botellas (o comprar una sola caja por un descuento mayor). En la ciudad de Nueva York, donde vivo, frecuentamos Astor Wines, que tiene una fabulosa selección de vinos a una variedad de precios, así como un personal que está ansioso por ayudarlo a combinar vinos con su menú y su presupuesto. Costco ofrece una gran selección de vinos en algunas tiendas, mientras que algunos minoristas de descuento más pequeños como BevMax realizan envíos a todo el país. (Foto cortesía de Kara Masi)

Haga clic aquí para ver la receta del cóctel Currant Hustle.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfrute de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea divisoria entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

Las noticias no tan buenas: cuanto más bebían los participantes, más probabilidades tenían de mostrar cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan los dos tragos al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfruta de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea divisoria entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

La noticia no tan buena: cuanto más bebían los participantes, más probable era que mostraran cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan los dos tragos al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfruta de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

Las noticias no tan buenas: cuanto más bebían los participantes, más probabilidades tenían de mostrar cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan los dos tragos al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfruta de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea divisoria entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

Las noticias no tan buenas: cuanto más bebían los participantes, más probabilidades tenían de mostrar cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan los dos tragos al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfrute de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

Las noticias no tan buenas: cuanto más bebían los participantes, más probabilidades tenían de mostrar cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan las dos copas al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfruta de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestra que demasiado alcohol puede empezar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea divisoria entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

La noticia no tan buena: cuanto más bebían los participantes, más probable era que mostraran cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan las dos copas al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfruta de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestran que demasiado alcohol puede comenzar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

La noticia no tan buena: cuanto más bebían los participantes, más probable era que mostraran cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que los hombres superan los dos tragos al día, se entra en el ámbito en el que se empieza a ver una sutil evidencia de efectos cardiotóxicos en el corazón que, a largo plazo, podrían provocar problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, cómo funciona. Pero aún no está claro dónde se encuentra el punto de inflexión con cada individuo entre los beneficios y los daños de tomar unas copas. Será necesario realizar más estudios que investiguen qué factores genéticos pueden predisponer a las personas, y en particular a las mujeres, a los efectos tóxicos del alcohol antes de poder discutir consejos más refinados sobre cuánto es demasiado.

Esas investigaciones podrían comenzar con posibles diferencias en la forma en que hombres y mujeres procesan el alcohol. Los efectos que vieron Solomon y su equipo se mantuvieron fuertes incluso después de ajustar el índice de masa corporal, y otros estudios han insinuado, por ejemplo, que los diferentes entornos hormonales en hombres y mujeres podrían ser responsables de la mayor vulnerabilidad de los tejidos cardíacos de las mujeres y los rsquos a los tóxicos. efectos del alcohol.

El trabajo futuro también puede profundizar en la cuestión de cuánto tiempo beben las personas, como cualquier exposición, los efectos del alcohol también pueden ser acumulativos. Debido a que los participantes en el estudio eran relativamente mayores, con una edad promedio de 76 años, sus cambios cardíacos reflejaban décadas de exposición al alcohol, pero no está claro si existe un umbral para cuando los efectos dañinos dominen sobre los potencialmente beneficiosos.

"Lo que está claro es que con más de dos tragos al día es el punto en el que empezamos a pensar que estamos más allá del nivel seguro para los hombres, y con las mujeres, es probable que sea incluso más bajo que eso", dice Solomon.


¿Cuanto alcohol es demasiado? Un nuevo estudio tiene respuestas

Durante décadas, ha habido una línea constante de literatura bienvenida por cualquiera que disfrute de una bebida o dos: que beber con moderación puede protegerlo de un ataque cardíaco al mantener sus vasos sanguíneos limpios y relativamente libres de placa. Pero hay otro conjunto de datos que muestran que demasiado alcohol puede comenzar a envenenar el corazón. Entonces, ¿dónde está la línea entre lo bueno y lo malo para usted?

Investigadores dirigidos por el Dr. Scott Solomon, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y director de cardiología no invasiva en el Hospital Brigham and Women & rsquos, y sus colegas brindan algunas pistas el martes en su último informe en la revista. Circulación: imágenes cardiovasculares. Los científicos analizaron los datos recopilados de 4.466 personas mayores sobre su consumo de alcohol. También aceptaron ecocardiogramas de su corazón. Solomon quería ver si había algún cambio en la estructura del corazón que tuviera algo que ver con la cantidad que los voluntarios informaron que bebían cada semana.

La noticia no tan buena: cuanto más bebían los participantes, más probable era que mostraran cambios anormales en la estructura y función de su corazón. En los hombres, los cambios comenzaron a acumularse después de más de dos tragos por día, o 14 o más tragos a la semana. En estos hombres, las cámaras de bombeo de sus corazones aumentaron ligeramente en comparación con las de los no bebedores, una señal de que el corazón tuvo que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre, lo que puede hacer que se agrande y se debilite. En las mujeres, estos cambios aparecieron cuando las mujeres bebían mucho menos, justo por encima de una bebida al día. Además, entre las mujeres que bebían más de una bebida al día, los científicos encontraron ligeras caídas en la función cardíaca en comparación con las mujeres que bebían menos.

"Un poco de alcohol puede ser beneficioso, pero demasiado claramente será tóxico", dice Solomon. & ldquoUna vez que pasa de dos tragos al día en los hombres, entra en el reino donde comienza a ver evidencia sutil de efectos cardiotóxicos en el corazón que a largo plazo pueden conducir a problemas. Y ese umbral podría ser más bajo en las mujeres. & Rdquo

El estudio proporciona información valiosa sobre cómo el alcohol afecta el corazón y cuánta exposición al alcohol puede desencadenar cambios en la estructura del corazón y los rsquos y, lo que es más importante, sobre cómo funciona. But where the tipping point lies with each individual between the benefits and harms of a having a few drinks isn&rsquot clear yet. More studies investigating which genetic factors may predispose people, and in particular women, to the toxic effects of alcohol will need to done before more refined advice about how much is too much can be discussed.

Those investigations might start with potential differences in the way men and women process alcohol. The effects Solomon and his team saw remained strong even after they adjusted for body mass index, and other studies have hinted, for example, that the different hormone environments in men and women might be responsible for the increased vulnerability of women&rsquos heart tissues to the toxic effects of alcohol.

Future work may also delve deeper into the question of how long people drink like any exposure, the effects of alcohol may also be cumulative. Because the participants in the study were relatively elderly, with an average age of 76, their heart changes reflected decades of exposure to alcohol but it&rsquos not clear whether there is a threshold for when the harmful effects dominate over the potentially beneficial ones.

&ldquoWhat is clear is that at more than two drinks a day is the point at which we start to think we are beyond the safe level for men, and with women, it&rsquos likely to be even lower than that,&rdquo says Solomon.


How Much Alcohol Is Too Much? A New Study Has Answers

F or decades, there&rsquos been a steady line of literature welcomed by anyone who enjoys a regular drink or two: that moderate drinking can actually protect you from having a heart attack by keeping your vessels clear and relatively plaque-free. But there&rsquos another set of data that shows too much alcohol can start to poison the heart. So where does the line between good-for-you and bad-for-you lie?

Researchers led by Dr. Scott Solomon, professor of medicine at Harvard Medical School and director of non-invasive cardiology at Brigham and Women&rsquos Hospital, and his colleagues provide some clues Tuesday in their latest report in the journal Circulation: Cardiovascular Imaging. The scientists combed through data collected from 4,466 elderly people about their alcohol consumption. They also agreed to echocardiograms of their hearts. Solomon wanted to see if there were any changes in the structure of the heart that had anything to do with how much the volunteers reported they drank each week.

The not-so-good news: The more the participants drank, the more likely they showed abnormal changes in their heart structure and function. In men, the changes started accumulating after more than two drinks per day, or 14 or more drinks a week. In these men, the pumping chambers of their hearts increased slightly compared to those in non drinkers, a sign that the heart had to work harder to pump the same amount of blood, which can cause it enlarge and weaken. In women, these changes appeared when women drank much less, just above the one drink a day. In addition, among the women who imbibed more than a drink a day, the scientists found slight drops in heart function compared to women who drank less.

&ldquoA little bit of alcohol may be beneficial, but too much is clearly going to be toxic,&rdquo says Solomon. &ldquoOnce you get beyond two drinks a day in men, you get into the realm where you start to see subtle evidence of cardiotoxic effects on the heart that might over the long term lead to problems. And that threshold might be lower in women.&rdquo

The study provides valuable information about how alcohol affects the heart, and how much alcohol exposure can trigger changes to the heart&rsquos structure and more importantly, how it functions. But where the tipping point lies with each individual between the benefits and harms of a having a few drinks isn&rsquot clear yet. More studies investigating which genetic factors may predispose people, and in particular women, to the toxic effects of alcohol will need to done before more refined advice about how much is too much can be discussed.

Those investigations might start with potential differences in the way men and women process alcohol. The effects Solomon and his team saw remained strong even after they adjusted for body mass index, and other studies have hinted, for example, that the different hormone environments in men and women might be responsible for the increased vulnerability of women&rsquos heart tissues to the toxic effects of alcohol.

Future work may also delve deeper into the question of how long people drink like any exposure, the effects of alcohol may also be cumulative. Because the participants in the study were relatively elderly, with an average age of 76, their heart changes reflected decades of exposure to alcohol but it&rsquos not clear whether there is a threshold for when the harmful effects dominate over the potentially beneficial ones.

&ldquoWhat is clear is that at more than two drinks a day is the point at which we start to think we are beyond the safe level for men, and with women, it&rsquos likely to be even lower than that,&rdquo says Solomon.


How Much Alcohol Is Too Much? A New Study Has Answers

F or decades, there&rsquos been a steady line of literature welcomed by anyone who enjoys a regular drink or two: that moderate drinking can actually protect you from having a heart attack by keeping your vessels clear and relatively plaque-free. But there&rsquos another set of data that shows too much alcohol can start to poison the heart. So where does the line between good-for-you and bad-for-you lie?

Researchers led by Dr. Scott Solomon, professor of medicine at Harvard Medical School and director of non-invasive cardiology at Brigham and Women&rsquos Hospital, and his colleagues provide some clues Tuesday in their latest report in the journal Circulation: Cardiovascular Imaging. The scientists combed through data collected from 4,466 elderly people about their alcohol consumption. They also agreed to echocardiograms of their hearts. Solomon wanted to see if there were any changes in the structure of the heart that had anything to do with how much the volunteers reported they drank each week.

The not-so-good news: The more the participants drank, the more likely they showed abnormal changes in their heart structure and function. In men, the changes started accumulating after more than two drinks per day, or 14 or more drinks a week. In these men, the pumping chambers of their hearts increased slightly compared to those in non drinkers, a sign that the heart had to work harder to pump the same amount of blood, which can cause it enlarge and weaken. In women, these changes appeared when women drank much less, just above the one drink a day. In addition, among the women who imbibed more than a drink a day, the scientists found slight drops in heart function compared to women who drank less.

&ldquoA little bit of alcohol may be beneficial, but too much is clearly going to be toxic,&rdquo says Solomon. &ldquoOnce you get beyond two drinks a day in men, you get into the realm where you start to see subtle evidence of cardiotoxic effects on the heart that might over the long term lead to problems. And that threshold might be lower in women.&rdquo

The study provides valuable information about how alcohol affects the heart, and how much alcohol exposure can trigger changes to the heart&rsquos structure and more importantly, how it functions. But where the tipping point lies with each individual between the benefits and harms of a having a few drinks isn&rsquot clear yet. More studies investigating which genetic factors may predispose people, and in particular women, to the toxic effects of alcohol will need to done before more refined advice about how much is too much can be discussed.

Those investigations might start with potential differences in the way men and women process alcohol. The effects Solomon and his team saw remained strong even after they adjusted for body mass index, and other studies have hinted, for example, that the different hormone environments in men and women might be responsible for the increased vulnerability of women&rsquos heart tissues to the toxic effects of alcohol.

Future work may also delve deeper into the question of how long people drink like any exposure, the effects of alcohol may also be cumulative. Because the participants in the study were relatively elderly, with an average age of 76, their heart changes reflected decades of exposure to alcohol but it&rsquos not clear whether there is a threshold for when the harmful effects dominate over the potentially beneficial ones.

&ldquoWhat is clear is that at more than two drinks a day is the point at which we start to think we are beyond the safe level for men, and with women, it&rsquos likely to be even lower than that,&rdquo says Solomon.